Poppy seed o semilla de amapola 90 g

Escribe una reseña
| Pregunta

De La Cuchara a la Boca

0

Las semillas de amapola o poppy seed vienen de la flor roja de la amapola. Estas semillas son de color negro, de tamaño muy pequeño y con un sabor tostado parecido al de las nueces. Son conocidas por su versatilidad, propiedades medicinales y beneficios con los que podemos hacer nuestros platos más nutritivos y completos. Sus beneficios no son tan notable ya que estas semillas se consumen en una cantidad muy baja.

Ideal para la dieta vegana: Fuente de proteínas, energía y calcio

Estas semillas constituyen una fuente de energía por  su contenido en proteínas y minerales, como calcio de origen vegetal. Una excelente alternativa para que las personas que siguen una dieta vegana no tengan ningún déficit en su dieta.

Además de contener calcio, también encontramos otros minerales en dosis bajas, como el hierro y el zinc, básicos para potenciar nuestras defensas, el magnesio, el fósforo y el potasio.

Llenas de vitaminas, especialmente vitamina C y vitamina E.

Aunque estas semillas sean muy pequeñas, además de proteínas y minerales, también contienen muchas vitaminas como la vitamina B6, la vitamina C y la vitamina E. Esto quiere decir antioxidantes!

Cargadas de fibra: Ayudan a reducir tu colesterol

Las semillas de amapola, además de encontrar fibra, también tenemos polifenoles, esteroles y potasio, una combinación que puede ayudar a nuestra salud cardiovascular y que está probado que reduce el colesterol.

Contienen Omega 3 y Omega 6

Muy versátiles en la cocina

Estas semillas no tienen un sabor muy intenso o marcado y por lo tanto, son perfectas para aderezar y completar nuestros platos. Además, son muy fáciles de asimilar para nuestro organismo y le dará un plus de fibra a tus platos, algo que nunca viene mal para que nuestro tránsito funcione correctamente.

Por un lado, podemos añadirlo como un topping a tus ensaladas, yogurt, smoothies o sopas de verduras favoritas. De esta manera, sentiremos más saciedad e incorporaremos un sabor muy original que no tiene desperdicio. Pero el uso más frecuente de estas semillas es en pan dulce casero. 

¡Hay muchas posibilidades así que tan sólo tienes que dar rienda a tu imaginación!