Comino negro 70g

Escribe una reseña
| Pregunta

De La Cuchara a La Boca

0

Comino negro llamo también semillas de nigella, ajenuz, kalonji o kalwani.

Aunque de entrada parece que no huelen a nada, ofrecen un sabor especiado muy particular con un toque crujiente delicioso para enriquecer multitud de platos.

Las semillas de nigella o comino negro tiene un sabor ligeramente picante, o más bien pungente, con notas herbáceas, algo amargas, muy aromáticas, que parecido a una mezcla de orégano y pimienta. Ofrece mucho juego a la hora de combinarlas con otras especias o hierbas frescas en la cocina.

Para resaltar su sabor se pueden tostar muy ligeramente antes de añadirlas al plato, o machacarlas un poco a mortero para liberar mejor los aromas, especialmente si se busca infusionar una salsa o guiso. Añadidas directamente, enteras, aportan un toque crujiente y de color a ensaladas, sopas, cremas de verduras, currys, arroz, panes y otras masas saladas.
Son un buen sustituto del típico aderezo de semillas de ajonjolí, cuyo sabor dulce no siempre interesa en los platos salados. Se pueden moler para crear mezclas aromáticas con semillas de mostaza, comino, hinojo, pimentón, cardamomo o tomillo.
Como aderezo gana mucho en sabor al potenciar sus notas herbáceas y picantes con un ácido como jugo o ralladura fresca de lima o limón, o también hojas de cilantro o algún vinagre. Es excelente para enriquecer vinagretas y aderezos de ensaladas, para infusionar aceite de oliva o decorar platos a base de huevo, aguacate o salsa de yogurt y quesos frescos.