Villa de Patos

Cuando en 1980 comenzamos a trabajar la tierra del rancho de nuestros abuelos nos dimos cuenta que los alimentos son mucho más que lo que vemos servido en un plato. Están llenos de trabajo, vida, alegría, esfuerzo, tierra, tradición e historia. Un proceso que culmina en la mesa, pero comienza en el campo e involucra mucho más de lo que imaginamos.

Decidimos reconectar con el campo y tratarlo con respeto tratando de vivir en armonía con la naturaleza; trabajando con ella para poder ofrecer a tu familia productos en los que verdaderamente pueden confiar.

Detrás de cada producto están familias enteras de campesinos que, con orgullo y esfuerzo, nos ayudan a abastecer nuestros anaqueles todos los días con los mejores productos que el campo puede ofrecer, hechos con cariño en el Norte de México.

Nos encanta lo que hacemos y nos enorgullece poder compartirlo contigo y con tu familia.

PRODUCTOS